La UIDE comienza sus labores con la autorización del entonces CONUEP, en instalaciones arrendadas al Colegio San Gabriel (Quito), con la asistencia de veinte estudiantes.